Empezaremos por decir que los baños portátiles son una herramienta necesaria en algún evento con bastante asistencia, en alguna obra civil o simplemente en un lugar donde las condiciones del espacio orillen a su requerimiento.

Generalmente son individuales y están construidos por plástico, pero existen otros que contienen además del retrete, una regadera, mingitorio o lavamanos con la particularidad de que pueden ser desplazados de un lugar a otro.

Sin embargo, este modelo es solo el más popular, pero existe una gran variedad de baños portátiles, por ejemplo:

  • El estándar: que consiste en una caseta individual con solo un excusado.
  • Para discapacitados: este tipo de baño tiene uno o dos tubos para sostenerse y más espacio en donde pueda entrar una silla de ruedas.
  • De lujo: cuentan con ventilación o extractor de olores, su diseño es más elegante, espacioso y cuentan con lavamanos, espejo, luz interior y algunos otros utensilios.
  • Remolques: en este tipo de sanitarios son más lujosos, espaciosos y un tanto más parecidos a otros baños como en centros comerciales pues se encuentran en fila, además de ello, son más fáciles de transportar.
  • El químico: a este tipo de sanitario se le administra formaldehído o Bromo para conseguir descomponer la materia fecal y evitar malos olores.

Además de conocer los tipos de baños portátiles, tenemos estas recomendaciones que te ayudarán a orientar mejor tu alquiler:

  • Es necesario tener presente la cantidad de gente que asistirá a tu evento para medir la suficiencia de las casetas que deberás colocar.
  • Debes considerar la frecuencia con la que deberás asear la caseta para evitar malos olores.