Las trampas de grasa son dispositivos pensados y diseñados para separar los residuos sólidos y las grasas que bajan por las diversas tuberías, las cuales son utilizadas por industrias hoteleras, restaurantes, así como en baños públicos y sanitarios portátiles.

La mayoría de las trampas están elaboradas de acero inoxidable, lo cual las hace más resistentes a los materiales como el agua, grasa, desechos químicos, jabones, etc.  Trabajan o funcionan por sedimentación, lo que quiere decir que todos los sólidos se mantienen suspendidos o flotan.

Características principales de las trampas de grasa:


  • Son fabricadas totalmente de acero inoxidable (calibre 18)
  • Sus tapas van aseguradas al cuerpo de la trampa, gracias a los broches de presión.
  • La rejilla de separación de materiales líquidos, sólidos y grasas también es de acero inoxidable.
  • Sus medidas estándar son: 80 cm de largo, 48 cm de ancho y tienen una altura de 32 cm.

El objetivo de las trampas de grasa es para que los productos, como componentes químicos, grasas, jabones o espumas estén presentes en los fluidos que se desechen, no contaminen el sueño ni se produzca ningún tipo de contratiempos en tuberías.

Artículo creado con información de rentaunsanitarios.com.